ads here

"NarcoZetas" tenían lanzacohetes, granadas, rifles, uniformes clonados u "cuerno de chivo" bañado en oro

advertise here



"NarcoZetas" tenían lanzacohetes, granadas, rifles, uniformes clonados u "cuerno de chivo" bañado en oro

Una serie de redadas por parte de las fuerzas militares mexicanas en el centro de la ciudad de Nuevo Laredo descubrió una fuerte cantidad de armas de uso militar incluyendo lanzacohetes, granadas, dinamita, ametralladoras, rifles y varios uniformes y chalecos clonados para parecer que eran de la infantería mexicana clonados.

Las redadas comenzaron esta semana cuando los soldados del ejército mexicano estaban operando en el centro de la ciudad y llegaron a una casa que estaba siendo utilizada para procesar metanfetaminas y almacenar un sus armas.

Según información difundida por el ejército mexicano, las autoridades decomisaron 33 fusiles modelo AK-47, 11 rifles tipo AR-15, 10 paquetes de 25 a 30 libras de metanfetamina, 13 paquetes de precursores de metanfetamina y siete libras de metanfetamina en forma de cristal. Durante esa redada, las autoridades arrestaron a dos sospechosos.

Poco después, las autoridades llegan una segunda casa en la que confiscaron 24 rifles, al igual que lanzagranadas, ametralladoras de grado militar, un fusil AK-47 cubierto de oro, pistolas y algunas granadas. Las autoridades también se incautaron varios chalecos y uniformes de la Marina mexicana. Los chalecos camuflados tenían logotipos y marcas  muy similares a los utilizados por las fuerzas militares mexicanas en servicio activo.

Durante una tercera redada, las autoridades decomisaron 91 fusiles, varias otras armas y cerca de 100.000 cartuchos de municiones. Durante una cuarta redada, el personal militar incautó 49 fusiles, 13 lanzacohetes, 32 cohetes, 9 granadas y 13 tubos de dinamita.

Durante varios meses, una facción de Los Zetas llamada Cartel Del Noreste (CDN) ha estado usando ropa militar mientras realizaba operaciones y ataques contra las fuerzas del orden público. El mes pasado,  elementos de la Secretaria de Marina, comúnmente llamados “marinos” sufrieron tres emboscadas a manos de pistoleros de CDN. Durante ese choque, un helicóptero militar mexicano confundió un vehículo que transportaba a una familia con carro de sicarios y abrió fuego, informó Breitbart Texas. Una mujer y sus dos hijas murieron en ese incidente.

Empleados de seguridad de Petróleos Mexicanos (PEMEX) fueron atacados por pistoleros en Matamoros, matando a uno de los trabajadores.

La agresión se dio cuando los agentes Jaime Juárez y Fernando Gutiérrez, dedicados al combate del robo de hidrocarburos, fueron sorprendidos mientras realizaban labores de vigilancia en esta ciudad, dijo Pemex ayer en un comunicado. 

"El vehículo en el que viajaban recibió aproximadamente 60 impactos de bala", detalló la empresa, que ha calculado en 30 mil millones de pesos las pérdidas anuales por robo de combustible.

Sobre Gutiérrez, Pemex dijo que estaba siendo atendido en un hospital regional y se encontraba fuera de peligro.

La compañía está luchando contra un robo creciente de hidrocarburos que poco a poco se ha extendido por diversas zonas del País de la mano del crimen organizado.

A fines de enero, un jefe de seguridad de una refinería en Guanajuato fue asesinado a tiros por hombres a bordo de una motocicleta.

Carlos Treviño Medina, director general de la paraestatal confirmó el hecho a través de su cuenta de twitter, condenó el ataque e informó que trabajador llevaba por nombre Jaime Juárez Hernández.

"A nombre de @Pemex, condeno el brutal ataque que sufrió nuestro personal de Seguridad Física en Matamoros, Tamaulipas. Derivado de dicho ataque lamentablemente perdió la vida Jaime Juárez Hernández. Mis más sentidas condolencias a sus familiares y amigos", señaló.
Advertisement
BERIKAN KOMENTAR ()