hola
Loading...

"El que recio empieza, recio termina" el trágico final de los menores reclutados por el narcotráfico

- 5:39:00
hola2
Cargando...


"El que recio empieza, recio termina" el trágico final de los menores reclutados por el narcotráfico

En los últimos meses, en Twitter, ha comenzado a circular una serie de videos y fotografías, los cuales muestran a diversos jóvenes portando armas de grueso calibre y uniformes militares apócrifos; dichos menores han sido bautizados como los niños del narco y, aunque se ha vuelto una tendencia entre los internautas, poco se conoce acerca del fatídico destino que muchos de ellos han enfrentado.

De acuerdo con la información publicada por distintos medios, actualmente una de las estrategias más populares de los carteles es reclutar jóvenes bajo la promesa de grandes riquezas y poder.

Los nuevos y poco experimentados miembros del crimen organizado, usualmente comienzan su carrera criminal como halcones, por lo que, durante los primeros meses no tienen ningún tipo de conflicto real y simplemente se dedican a disfrutar de las supuestas virtudes de su nuevo estilo de vida.

Sin embargo, con el paso del tiempo, los niños del narco van adquiriendo nuevas responsabilidades dentro del grupo, a tal punto que algunos han llegado a convertirse en sicarios y se han visto involucrados en diversos enfrentamientos con la Policía y el Ejército.

En ese sentido, Uno de los casos más sonados es el de Juanito Pistolas, un adolescente de 16 años que formaba parte del Cartel del Noreste y cuya vida inspiró un narcorrap.

Lamentablemente la vida de Juanito no terminó como su canción y él literalmente perdió la cabeza, luego de que su grupo se enfrentara contra elementos de seguridad en el estado de Tamaulipas.

Además, otra de las historias de los niños del narco más representativas es la de Omar Basurto, quien es conocido bajo el alias de El Brakets y a través de sus redes sociales presume sus vínculos con el La Tropa del Infierno, una de las células más peligrosas del Cartel del Noreste.

Aunque Omar no ha sufrido ningún atentado en su contra, es claro que su vida peligra constantemente y como ha ocurrido en casos similares al suyo, existen muchas posibilidades de que eventualmente sus actividades lo lleven a perder la vida.

Finalmente, es importante señalar que diversas asociaciones que luchan por los derechos y el bienestar de los niños y jóvenes han subrayado que cada vez son más los niños del narco, por lo que es necesario que el gobierno cree, desarrolle y apoye iniciativas enfocadas a mejorar la educación y encaminadas a construir mejores ambientes sociales, de forma que situaciones como esta disminuyan.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search